18 de mayo de 2009

Creacion en rol ¿Escribir o jugar?

El otro día, chateando con Meroka, estuvimos comentando un par de cosas interesantes a tener en cuenta a la hora de crear juegos de rol. Uno de los pilares sobre el cual se movió la charla, es qué es crear en rol ¿Escribir un juego o dirigir una campaña?

Esta cuestión es fundamental de entender, escribir un juego, o jugar una partida, son cosas radicalmente distintas. Yo puedo escribir juegos referentes en el sector, y no haber jugado a rol en mi vida. O hacer campañas y partidas memorables, y ser incapaz de transcribir a papel mis ideas.

Antes de ponerte a escribir un libro para jugar a rol con tus jugadores, planteate qué estás haciendo ¿Vas a escribir la partida antes de jugarla? ¿Eso tiene realmente sentido? ¿Vas a contar el mundo sin tener en cuenta a tus jugadores?

Yo siempre he estado en contra de las ambientaciones detalladas, y siempre he pensado que coger un mundo y tirar los pjs dentro tiene su interés, pero no es ni mucho menos tan interesante como la creación del mundo en función del juego.

Dejar que los jugadores modelen el mundo con sus anecdotas, y en la creación de sus pjs, es una parte muy importante para integrarlos en la campaña.

No es lo mismo diseñar un pj, que diseñar un pj y la sociedad de la que viene. A muchos ésto les sonará a chino, y entenderán que el jugador simplemente debe escoger un lugar que ya exista, y amoldarse a él. Yo por mi parte, prefiero que ellos creen su idiosincrasia, sus tracidiones y sus manías, porque el personaje no es solo lo que és, también influye donde ha nacido y cómo ha crecido (no tienen porque ser el mismo lugar).

Me estoy yendo por las ramas, lo sé, pero sólo quiero que penséis en qué es más importante: ¿Escribir un mundo chulo, o jugar entre todos en un mundo chulo?