16 de junio de 2009

Albinos, la clase maldita de Dunia


En Dunia existe la creencia de que cierto tipo de personas están malditas, tocadas por la Sombra.

Son los albinos, los sin-color, los fantasmas del desierto. Cada vez que nace alguien así, es frecuentemente sacrificado por sus padres, sin embargo, alguno ha sobrevivido y conseguido llegar a mayor, donde se encuentra un rechazo unánime de la sociedad y su completa exclusión de trabajos de cualquier tipo.

Frecuentemente son apalizados en público si tocan a alguien sin querer, o si miran a alguien a los ojos, o incluso si su mera presencia simplemente molesta. El odio irracional que los dunios tienen sobre estos pobres desgraciados no tiene parangón en otro lugar de los Reinos, siendo realmente incompredidos fuera de sus tierras.

Si un extranjero albino llega a su ciudad, le intentarán impedir el paso diciendole que está infectado por la sombra, que nos e hacen responsables del valor de su vida, y que mejro que diera media vuelta, porque allí no se le ha perdido nada.

Todo esto tiene su origen en uno de los hechiceros que llegaron desde la Sombra, el Mago Blanco, un albino de inmenso poder arcano que sembró el caos y el miedo durante los primeros años de la Sombra. Aún hoy en día se asusta a los niños con el Mago Blanco si no quieren comer. Cuando fue capturado por los Dunios, acabó siendo despedazado por una muchedumbre vengativa que se dió un festin con su sangre y sus visceras. Es el único caso conocido que se ha dado de canibalismo en Dunia, y aún hoy nadie admite haber participado en esa matanza, ya que el mero recuerdo aún les avergüenza.